San Ignacio de Loyola

Nació en Loyola, España, en 1491. En su juventud siguió la vida militar hasta ser herido en una batalla. La lectura de las vidas de santos durante su convalescencia lo influenciaron de modo tal que en 1521 decidió imitar sus ejemplos y consagrar su vida al Señor. Realizó una estadía en Tierra Santa (en cuya estancia en Manresa lleva una vida asceta que le llevará a la escritura de sus Ejercicios espirituales) y luego cursó estudios en Barcelona, Alcalá y París (1528-35), lugar donde obtuvo sus primeros discípulos. En 1537 una visión divina le infundió la idea de fundar la Compañía de Jesús y le encargó la misión de expandir el nombre de Cristo. Así fundó la orden jesuita, que logra en poco tiempo sumar muchos adeptos y expandir su orden hasta regiones alejadas del mundo como China, Japón o América. En Roma fundó el Colegio Romano en 1551, que con el tiempo se convertirá en la Universidad Gregoriana. En el contexto del movimiento de la Reforma del siglo XVI, La orden jesuita fue un actor importante en la Contrarreforma católica, que logró frenar la expansión reformista manteniéndose en tres pilares: un ideal de vida cristiana pleno de religiosidad y privado de bienes materiales, el énfasis en la creación de colegios para difundir la fe católica, y la defensa de la figura del Papa. Ignacio de Loyola murió el 31 de julio de 1556, y fue canonizado el 12 de marzo de 1622.

Mostrar: Lista / Cuadrícula
Mostrar:
Ordenado por:
Ejercicios espirituales de San Ignacio
Los Ejercicios Espirituales fueron concebidos y realizados por Ignacio de Loyola, fundador de la Com..
$2.100,00